CURA TU RODILLA CON OSTEOPATÍA

Cura tu rodilla con osteopatía

La rodilla es una de las principales articulaciones, junto con la cadera, de nuestro cuerpo. Son las que cargan con todo nuestro peso y también, las que en gran parte, nos permiten la bipedestación y la gran habilidad del ser humano que es la marcha.

Estas importantes responsabilidades que caen sobre esta articulación hacen que sea una de las más propensas a enfermar. Artrosis, artritis, roturas de ligamentos, problemas en los meniscos  y esguinces son unos cuantos de los problemas que podemos encontrar en esta compleja y poderosa articulación.

A veces, el exceso de peso es el causante de las lesiones de rodilla y simplemente controlando la alimentación para conseguir nuestro peso ideal pueden ayudar a recuperarnos. Pero no en todos los casos con este control de nuestra masa es suficiente.

Las terapias manuales, tales como la osteopatía están teniendo cada vez más importancia en el tratamiento de dolores y enfermedades osteoarticulares, entre ellas, las que afectan a la articulación de la rodilla.

¿Pero, qué es la osteopatía?

La osteopatía fue establecida a finales del siglo XIX por el médico y cirujano Andrew Taylor Still en Estados Unidos. Este doctor estudió y estableció la relación que existe entre el sistema musculoesquelético y el resto del cuerpo, además de poner en evidencia la importancia de una movilidad sana para la salud del individuo humano.

Los fundamentos sobre los que se asienta la osteopatía son varios:Uso de técnicas manuales. La osteopatía se caracteriza por la aplicación de terapias basadas en la rearticulación, los masajes manuales y la reestructuración de la flexibilidad muscular y esquelética a través de estas terapias. Busca obtener esa libertad de movimiento de la que su fundador, Andrew Taylor, hablaba. Entender el organismo como una “unidad”, con el objetivo principal de recuperar esa homeostasis basal. En esta ciencia se entiende que el cuerpo humano tiene los mecanismos claves para recuperar esa regulación a través de sus propias cualidades. La osteopatía busca lograr ese equilibrio que se pierde en una dolencia o enfermedad. Tratamiento de las dolencias de una forma no invasiva. A través de todas estas terapias manuales y de recolocación que buscan ese equilibrio y libertad del movimiento del cuerpo se ofrece una alternativa de tratamiento de una forma no invasiva y sin el uso de medicamentos o fármacos.

Buenos resultados de la osteopatía

La osteopatía no solo se usa de terapia en procesos que afecten a nuestro esqueleto y músculos, sino que se aplica también a procesos que alteren el buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo y aparato urinario entre otros sistemas del organismo. Pero en cuanto al aparato locomotor, se han observado grandes resultados en los procesos que afectan a la rodilla. Más concretamente en las afecciones de artrosis.

Se han observado muy buenos e interesantes resultados en las afecciones por artrosis en la rodilla y en la mejora de sus síntomas a través de la osteopatía. Si bien, es cierto que la osteopatía no deshace ese desgaste en la articulación típico de la enfermedad artrósica, pero sí que obtiene buenos resultados en cuanto a la reducción de los síntomas de esta afección a través de la recolocación de los huesos implicados en la articulación de rodilla.

En cuanto a los deportistas, sabemos que les trae siempre de cabeza las lesiones de rodilla, y más concretamente la lesión o rotura del ligamento cruzado anterior, donde la recuperación suele ser de casi un año de duración. Pues aquí encontramos nuevamente en la osteopatía una solución para la prevención de tal mal. Con ejercicios de fortalecimiento muscular, sobre todo del cuádriceps, masajes en los músculos implicados en la rodilla y la recolocación de la articulación, preveremos dicha afección. En el caso de ya producida la lesión de rotura de ligamento cruzado anterior, la osteopatía, una vez pasada la cirugía, podrá ayudarnos a que la recuperación sea en la medida de lo posible, algo más rápida y así poder volver cuanto antes a la actividad deportiva habitual.

También, otra de las afecciones que se ve ampliamente beneficiada a través del uso de la osteopatía es el pinzamiento y bloqueo de los meniscos. Siendo la osteopatía uno de los tratamientos más eficaces.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *