Cómo puedes prevenir las descompensaciones musculares

Cómo puedes prevenir las descompensaciones musculares

Las descompensaciones musculares se dan habitualmente, tanto en personas que realizan una práctica diaria de ejercicio como en personas que se acaban de iniciar o han realizado una  mala práctica. Estas descompensaciones dan lugar a un alto riesgo de lesiones, y no son otra cosa que un desequilibrio que se produce en el cuerpo entre el desarrollo de un determinado grupo muscular y otro.

Habitualmente, en los movimientos deportivos, se produce un desequilibrio de la fuerza apareciendo una hipertrofia de grupos musculares sobre otros. Por tanto, las descompensaciones musculares son el desequilibrio que se ocasiona cuando se ejercita un músculo y otro apenas tiene movimiento.

Los desequilibrios musculares afectan sobre todo a corredores que observan como su zancada ha disminuido. Para evitar esta hipertrofia de ciertos grupos musculares desde Fisiomadrid.es recomendamos la práctica de natación o ciclismo, ya que en estos deportes se trabajan las cuatro extremidades y el tronco al mismo tiempo.

¿Qué hacemos para prevenir estas descompensaciones musculares?

Lo primero que tenemos que hacer, aunque nos cueste conseguir la rutina, es implementar en nuestras vidas un plan de entrenamiento diario o semanal. Hay deportes como tenis, golf, pádel, donde se realizan ejercicios asimétricos, pues se emplean grupos musculares antagonistas de una sola extremidad. No es de extrañar que en jugadores profesionales de tenis tienda a darse una epicondilitis del codo, ya que durante el juego prima más los movimientos flexores repetitivos, dando lugar a un desequilibrio y a las conocidas lesiones músculo-tendinosas.

1. Compensa progresivamente el musculo menos ejercitado. Puedes comenzar con una carga pequeña e ir incrementándola a medida que pasa el tiempo que dedicas al entrenamiento.

2. Compensa músculos agonistas con antagonistas. Primero ejercicios de bíceps y luego de tríceps.

3. Trabaja la mayor cantidad de grupos musculares.  Evita sobrecargar cualquier musculo manteniendo un orden de entrenamiento por músculo. Y no olvides ejercitar ciertos segmentos corporales centrándote en las zonas del cuerpo que te interesa más trabajar, pues esta descompensación puede ocasionar graves consecuencias.

Evita que se produzca una sobrecarga en el músculo, realiza un correcto entrenamiento

¿Qué músculos debemos trabajar más?

Para prevenir toda posible descompensación muscular va ser imprescindible realizar un entrenamiento deportivo para fortalecer a toda costa los músculos del core. Los beneficios de trabajar los músculos del core ofrece una disminución de la fatiga y las lesiones, al realizar un buen uso de nuestros músculos evitamos el innecesario gasto energético y tardamos más tiempo en fatigarnos; tenemos una mayor estabilidad, ya que trabajar los músculos del core ofrece a nuestro cuerpo un mayor equilibrio para impedir futuras lesiones; y una mayor eficiencia de los movimientos, pues trabajar el core nos permite mejorar nuestra forma física. Dentro del core incluimos los siguientes músculos:

1. Cadera

Todo deportista necesita trabajar los grupos musculares de la cadera ( glúteos, piramidal y psoas ilíaco). Una parte de nuestro cuerpo que en muchas ocasiones es olvidada por completo. Estos músculos son claves para prevenir las descompensaciones musculares y para permitir el correcto movimiento de la cadera.

2. Abdominales 

Ni que decir de los músculos abdominales, ya que  en pocas ocasiones un deportista puede olvidarse de ellos, debido a que están incluidos en casi todos los programas de entrenamiento por considerarse de gran importancia para el rendimiento físico del deportista.

3. Dorso-lumbaresa 

Otro grupo muscular olvidado por la mayoría de los deportistas es el dorso-lumbar. En la mayoría de ocasiones tienen que sufrir molestias lumbares para comenzar a realizar un buen entrenamiento de estas zonas.

La descompensación muscular es algo que afecta en el día a día del deportista, por lo que es de suma importancia para el deportista realizar una adecuada rutina de entrenamiento para el fortalecimiento muscular. Si queremos evitar un desequilibrio muscular, no olvides trabajar los músculos más débiles de forma aislada. El trabajo en el gimnasio, con un especialista o con un buen plan de entrenamiento, es fundamental para evitar esta descompensación.

Desde fisiomadrid.es esperamos haber sido de gran ayuda. No duce en ponerse en contacto con nosotros para cualquier duda, contratación o comentario. Recuerda que la fisioterapia puede ayudarte a prevenir una descomensación muscular.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *